Bienvenido a la lorica.
El objetivo principal de este blog, es tratar algún que otro tema de religión, medio ambiente, y en especial, despejar algún que otro mito acerca de las armas y armaduras antiguas, medievales y renacentistas.
Un saludo.


sábado, 1 de noviembre de 2008

Ley de Basura 0

Desde hace unos meses, hemos escuchado nombrar por distintos medios como la radio, la televisión y los diarios, algo titulado como Plan de Basura Cero. Si le preguntamos a alguien qué es eso de Basura Cero y cuándo apareció, seguramente nos contestara: “y no se, es algo de reciclar y esas cosas”. Y es lamentable que se piense así, porque esto de “Basura cero” es una Ley aprobada por unanimidad en la Legislatura Porteña en noviembre de 2005 y que fue reglamentada en el 2007.
Y no es simplemente la separación de la basura en distintas bolsitas de diferentes colores o poner en un contenedor los papeles, en otro los vidrios y por último las botellas.
Es mucho más que eso, es un inicio para cambiar nuestra forma de vida, un principio para poder empezar a aprovechar los recursos incalculables, que día tras día se transforman en una enorme montaña de basura, en alguno de los rellenos sanitarios en el conurbano bonaerense. Según estudios realizados por El Centro de Investigación para el Medio Ambiente de la Universidad de la Plata, en Agosto de 2004, los líquidos que se filtran de la basura de los rellenos sanitarios de CEAMSE, contaminan las napas subterráneas con mercurio, plomo, zinc, cromo y PCB, en cantidades que superan los límites permitidos para vertidos en cursos de agua. Todos estos elementos producen daños renales, malformaciones congénitas y cáncer, entre otras cosas. Pero esto no termina aquí… estos basurales a cielo abierto contienen metales pesados contiene y compuestos orgánicos como comida, detergentes y solventes que al descomponerse, liberan gases altamente tóxicos a la atmósfera que perjudican la salud de los pueblos cercanos, a demás de contaminar el suelo en el que se arrojan.
La organización Greenpeace, esta llevando a cabo una serie de reclamos al Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, para que de una buena vez, se empiece a tomar en cuenta y a aplicar la Ley 1.854, que establece la obligación de reducir, para el año 2010, en un 30% la basura que se envía a los rellenos sanitarios. También prevé la separación de desechos húmedos y secos, y una recolección diferenciada de dicha basura, para su posterior envío a Centros de Selección, conocidos como Espacios Verdes, donde se seleccionara y clasificaran los residuos susceptibles de ser reciclados. Pero todo esto, no sirve para nada si no se crea en paralelo una conciencia colectiva de las ventajas y la necesidad de separar y reciclar la basura.
Los argentinos no somos muy ambientalistas, por eso, es necesario enseñar a los más jóvenes, la necesidad de proteger el medio ambiente y de aprovechar los recursos que actualmente desperdiciamos; y nosotros, los más grandes somos los que tenemos que poner el ejemplo, cambiando nuestras costumbres y obligando a los representantes del pueblo, a defender nuestros derecho a vivir en un ambiente limpio, libre de contaminación y a vigilar que los encargados de recolectar la basura cumplan cos las leyes vigentes.



A lo largo de los años hemos contaminado nuestro planeta de una manera asombrosa y día a día lo hacemos cada vez más rápido, pero todavía estamos a tiempo de remediar el daño causado. No es una tarea sencilla, pero si todos nos ponemos de acuerdo, empezando de apoco, a cambiar nuestras malas costumbres y aprendemos de los errores de pasado, en unos años el planeta podrá respirar de alivio…

Gentileza de mi amiga Sonia, quién nunca dejará de estar en mi corazón.